Alquerque

Sillar empotrado en la fachada de la iglesia a 5 metros de altura descubierto en la última reforma del tejado de 2019, de entre los siglos XII al XIV.

El nombre alquerque procede del árabe ‘quircat’, aunque su origen pudo ser muy anterior, posiblemente de época egipcia. Sin embargo, la primera mención conocida al juego data del siglo X en la obra Kitab al-Aghani (El libro de las canciones) del persa Abul Faraj al-Isfahani.

Cuando se habla de alquerque se hace referencia, al menos, a tres juegos distintos, el alquerque de tres y de nueve (número de fichas con las que empieza a jugar cada contrincante). El alquerque de doce se documenta hasta el siglo XIII en el ‘Libro de axedres, dados y tablas’ atribuido a Alfonso X ‘El Sabio’, rey de Castilla.